Ejercicio físico: héroe en la sombra frente a enfermedades crónicas y la COVID-19. Aqua&Sports Gran Canaria
ejercicio-fisico-enfermedades-cronicas
ejercicio-fisico-COLEF-1
ejercicio-fisico-COLEF-2
ejercicio-fisico-COLEF-3
ejercicio-fisico-COLEF-5
ejercicio-fisico-COLEF-4
ejercicio-fisico-inflamacion-cronica
Ejercicio físico: héroe en la sombra frente a enfermedades crónicas y la COVID-19. Aqua&Sports Gran Canaria
ejercicio-fisico-enfermedades-cronicas
ejercicio-fisico-COLEF-1
ejercicio-fisico-COLEF-2
ejercicio-fisico-COLEF-3
ejercicio-fisico-COLEF-5
ejercicio-fisico-COLEF-4
ejercicio-fisico-inflamacion-cronica

EJERCICIO FÍSICO: HÉROE EN LA SOMBRA FRENTE A ENFERMEDADES CRÓNICAS Y LA COVID-19

Enfermedades crónicas

Nuestro cuerpo responde a unas leyes de equilibrio orgánico (homeostasis), y en el momento en el que esa balanza se inclina hacia un lado o hacia otro, se abre una posibilidad a la aparición de determinadas patologías.

En primer lugar, el equilibrio energético juega un gran papel en dicha homeostasis, debido a que si mantenemos un superávit calórico o exceso de ingesta calórica (consumimos más calorías de las que gastamos) de manera crónica o a largo plazo, favorecemos la acumulación de tejido adiposo (grasa corporal) creando un estado pro-inflamatorio sistémico de bajo grado, pudiendo desencadenar enfermedades tales como obesidad, diabetes, hipertensión, dislipemias…

En segundo lugar, y relacionado con lo anterior, la inactividad física influye negativamente sobre ese equilibrio energético. Por lo tanto, el ejercicio físico se convierte en un factor clave para mantener la salud de nuestro organismo, ya que impacta de lleno en el balance metabólico.

¿Y porqué es tan importante mantener una adecuada salud muscular a todas las edades y condiciones?

En las últimas décadas se ha evidenciado científicamente que una adecuada salud muscular puede frenar ese estado pro-inflamatorio, en primer lugar ayuda a aumentar el gasto calórico; y en segundo lugar segrega unas proteínas antiinflamatorias llamadas miocinas que mejoran la sensibilidad a la insulina, la función endotelial, aumentando la lipólisis, disminuyendo la grasa visceral, etc.

¿Qué beneficios nos aporta el ejercicio físico a la hora de luchar contra infecciones víricas tales como el SARS-CoV-2?

«La capacidad máxima de ejercicio se asocia de forma independiente e inversa con la probabilidad de hospitalización por COVID-19. Estos datos respaldan aún más la importante relación entre la aptitud cardiorrespiratoria y los resultados de salud». Así de contundente sentencia un estudio publicado el pasado mes de octubre en la prestigiosa revista Mayo Clinic Proceedings (Brawner y cols., 2020) sobre los efectos beneficiosos del ejercicio ante enfermedades infecciosas de origen respiratorio.

Las infecciones virales respiratorias, como la que causa el SARS-CoV-2, provocan una respuesta inflamatoria sistemática, y que, en individuos que padezcan enfermedades inflamatorias de bajo grado (como las mencionadas anteriormente) presentan mayores probabilidades de sufrir un contagio vírico.

Además, las infecciones respiratorias suponen una carga sustancial sobre el sistema cardiopulmonar. Un mayor fitness cardiorrespiratorio (capacidad cardiovascular) refleja una mayor reserva cardiopulmonar y una mejora en nuestro sistema inmunitario, aumentando la capacidad del cuerpo para responder a una agresión.

Ante una situación de pandemia a nivel mundial, a la espera de tratamientos efectivos contra la enfermedad, debemos centrar nuestros esfuerzos en mejorar nuestra calidad de vida a través de hábitos modificables, y el ejercicio físico se presenta como uno de los candidatos a llevarse la medalla de oro en esta carrera, copando el podio junto a una alimentación sana y equilibrada,  horarios de sueño y diarios óptimos, luz solar, relaciones socio-familiares saludables y un control de los niveles de estrés bajo mínimos.

¿Pero, es seguro acudir a un centro de entrenamiento o gimnasio en los tiempos que corren?

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, en el informe de actualización nº 240 sobre la enfermedad por el coronavirus (COVID-19) del pasado 30 de octubre de 2020, informó que las actividades deportivas representan solo un 0,34% del total de casos de COVID-19 en España, por lo que refuerza el mensaje de que tomando todas las medidas de precaución adecuadas, la práctica físico-deportiva parece más que segura.

Eso unido a las medidas de higiene y prevención que en Aqua&Sports mantenemos de manera rigurosa, podrás disfrutar de una sesión de entrenamiento adaptada a tus necesidades y condición física supervisada por profesionales de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte con todas las garantías de seguridad.

Déjate asesorar por profesionales de la actividad física y del deporte, déjate asesorar por Aqua&Sports Center Gran Canaria.